Negoicos

Marina DeWit, centro, encabezó la reunión con negocios y funcionarios locales, el lunes, en la que se analizaron las regulaciones federales que afectan a la economía regional, especialmente las que atañen a migración y puertos de entrada fronterizos.

San Luis, Ariz.- Las regulaciones y problemas que enfrentan los pequeños negocios locales para mantenerse con vida serán llevados a a nivel federal por la Oficina de Defensoría (OA) de la Administración de Pequeños Negocios (SBA), dependencia que envió a una representante a San Luis, la semana anterior.

Marina DeWit, defensora regional de la OA, se reunió el 14 de mayo con representantes y dueños de negocios, y representantes de la comunidad y el goberno municipal, para escuchar de primera mano las preocupaciones y observaciones del medio local de los negocios, como parte de un estudio que será presentado ante la SBA.

El propósito, comentó en conferencia de prensa, "fue ver como están las cosas en San Luis, como la ciudad está creciendo, y qué tipo de problemas enfrentan los pequeños negocios. Han estado pasando muchas cosas en términos de regulaciones federales, como por ejemplo en inmigración, que podrían estarles afectando".

La conversación con los negocios y liderazgo local -expuso- le dejó clara la dependencia que San Luis en el flujo fronterizo: "Lo más fascinante fue ver qué tanto los negocios dependen de la gente que cruza la frontera; sé que mucha gente decide vivir en México porque es más barato, pero cruzan a diario para trabajar y sus hijos a estudiar, y ahora es más difícil cruzar la frontera con lo que está pasando".

DeWit explicó que, con esta visita, inicia un análisis de la situación que incluirá una comparación con otras ciudades fronterizas del estado, como Nogales, y con lo que pasa en comunidades fronterizas de otros estados.

Ese análisis lo presentará a la SBA a nivel federal, identificando las regulaciones federales que afectan a los negocios en la frontera, para que se gestionen las medidas de solución necesarias.

"Las reglas se hacen en Washington, pero muchas agencias no se toman el tiempo en considerar a los negocios pequeños. Es interesante ver el impacto en los negocios más pequenos, y como les cuesta tiempo y dinero lidiar con esas regulaciones y que, a veces, no saben sobre una regulación hasta que tienen una multa", subrayó.

La concejal María Ramos dijo que la ayuda que SBA pueda otorgar en términos de defensoría será valiosa y oportuna: "Finalmente tenemos esta voz que visita esta área que todo el tiempo es olvidada; será nuestra voz y llevará nuestros problemas ante el gobierno federal".

Recordó que los negocios, principalmente los pequeños que dependen del tránsito fronterizo, pasan dificultades al llegar menos clientela por las largas esperas para cruzar la frontera: "Económicamente vamos a sufrir mucho más si seguimos los mismos pasos en los que estamos, dependemos grandemente del impuesto de venta", aseveró.

DeWit dijo que el siguiente paso para ella es recabar números para su estudio y comparar la situación de San Luis con las otras comunidaes fronterizas, para presentar un análisis completo este mismo año.

Recommended for you