Los Algodones, B.C.- Residentes de la comunidad fronteriza de Los Algodones probaron que no tienen que esperar a que el gobierno actué para resolver los problemas que les aquejan.

Recientemente, varios se unieron para recabar fondos que financiaron la reparación de la carretera estatal número 2, que conduce a su comunidad desde la carretera federal y desde el ejido Miguel Alemán, al sur, misma que por años ha presentado averías que significan un riesgo a la seguridad de quienes la transitan.

Los baches en cerca de 30 kilómetros de carreta que conectan al poblado con San Luis Río Colorado fueron cubiertos con asfalto, gracias a donativos de dentistas, comerciantes, dueños de negocios y residentes del poblado, en una obra que terminó el 19 de mayo.

“No podíamos esperar más o seguir echándole la culpa al gobierno por algo que nos está afectando tanto. En verdad la gente fue muy solidaria, hasta personas que se transportan en bicicleta apoyaron, la nobleza de la gente es muy grande, saben que esa carretera nos sirve a todos”, dijo Abelardo Norzagaray, quien creció y reside en Los Algodones, y promovió esta acción.

Con el cierre temprano de la garita local, muchos residentes del poblado y de comunidades vecinas que van a trabajar a Estados Unidos usan esa carretera para regresar a sus hogares, luego de cruzar por San Luis R.C.

Ello ha incrementado el tráfico en esa vía, misma que desde hace casi dos décadas no recibe mantenimiento mayor.

Además, por su altura, al estar construida sobre el bordo de lo que era una vía de ferrocarril, y por ser tan angosta y no contar con acotamientos, se multiplican los riesgos para los automovilistas.

“El gobierno tiene abandonados la mayoría de los caminos del valle; esta carretera es muy utilizada por residentes y visitantes, pero está muy angosta y no tiene uno para donde hacerse a un lado si lo necesita, y era peor con tanto bache, ahora está más transitable”, recalcó Francisco Navarrete, otro de los promotores de esta actividad ciudadana, y quien por muchos años fue presidente honorario del Comité de Turismo y Convenciones local.

Actor clave del proyecto fue también Rafael Pelayo, quien donó la mano de obra, por medio de su compañía, Asfaltos Industriales, para las acciones de bacheo.

Ante la tentación de políticos por adjudicarse la obra para beneficio electoral, el grupo instaló letreros indicando que el bacheo fue “pagado con aportaciones de la gente”.

“Esto tuvo su controversia, algunos querían colgarse la obra, bueno fuera que ellos hubieran ayudado, pero no fue así y quisimos dejarlo en claro”, expuso Norzagaray, quien reiteró el agradecimiento a los residentes y negocios que contribuyeron.

Francisco Navarrete subrayó que el beneficio es no solo para quienes viven o visitan Los Algodones, sino también para residentes de las comunidades de Ciudad Morelos, Pachuca, Lázaro Cárdenas, y otros del área que utilizan la carretera estatal para trasladarse a San Luis R.C., incluyendo quienes cruzan a Estados Unidos, después de las 2:00 p.m., cuando la garita local se cierra.

Navarrete, quien desde 1973 llegó a Los Algodones, apuntó que esa iniciativa estaría por replicarse por residentes de la comunidad de Ciudad Morelos, cuyo acceso desde la vía estatal también está en malas condiciones.

El bacheo, hecho con donativos de más de 130 mil pesos, es solo una solución de corto plazo para hacer más transitable la carretera a Los Algodones, finalizó por su parte Abelardo Norzagaray: “Necesita reconstrucción completa, misma que ya se les solicitó a todos los candidatos, esperamos que esta vez cumplan al llegar al gobierno”.

0
0
0
0
0

Recommended for you