Somerton- Desarrolladores de vivienda en la ciudad advirtieron al concilio local que la propuesta de alza en tarifas de impacto podría obligarles a llevar sus proyectos a otras comunidaes, ante el encarecimiento de la actividad en esta ciudad.

En la primera audiencia pública del estudio de tarifas presentado por la consultora TischlerBise, ordenado por el gobierno municipal, el 3 de septiembre, el titular de Housing America Corporation, Thomas Ryan, y el desarrolador Agustín Tumbaga, tomaron la palabra para reiterar el riesgo de los incrementos.

A nuevas viviendas, el estudio propone un incremento de 599 dólares sobre la actual tarifa de impacto en Parques y Recreación, para llevarla a 1,323 dólares por cada vivienda; también sugiere restablecer la tarifa de impacto en agua, descontinuada en el año 2014, para reactivarla en 2,274 dolares por unidad habitacional.

Con esos fondos el ayuntamiento planea financiar infraestructura de agua necesaria para atender el crecimiento, así como ampliación de cobertura en parques publicos.

Sin embargo, los desarrolladores aseveran que esas tarifas, a entrar en vigor en marzo del 2020, afectarían la viablidad de la actividad de construcción local: "Esencialmente ustedes están viendo un aumento de más de tres mil dólares entre tarifas y permisos de construcción; como pueden imaginar, eso dejaría al programa de Ayuda Mutua completamente fuera de la ciudad de Somerton", advirtió Ryan.

"Es verdad, que nuestras familias trabajan con el mismo producto inmobiliario que otros desarrolladores pudieran tener, pero sus préstamos son mucho menores, y ellos cubren la diferencia trabajando en los fines de semana", señaló.

Por su parte, Tumbaga dijo que ese aumento podría no impactar en las 70 u 80 casas que preven construir en lo que resta del año, pero, en el futuro, podría obligarles a pagar al menos un 30 por ciento más en los costos previos a la venta de las casas, y aunque esa cantidad se agrega a los precios, estos se incrementarían al grado de que "quizá mucha gente ya no quiera comprar una casa y venirse a vivir en Somerton".

"Nosotros amamos la ciudad, y hemos tenido suerte de que la gente quiere venir a vivir aquí, pero cuando el precio de una casa se eleva de 165 mil dólares a 185 mil dólares, lo que pueda pasar es que la construcción se haga más lenta, o nos vayamos a construir en otra parte", agregó.

El alcalde Gerardo Anaya surgirió revisar de nuevo la justificación para las tarifas y al viabilidad del plan: "Quizá debamos ver el Plan Maestro y ver que tan realistas son las mejoras que tenemos a diez años; hay que verlo más a fondo, porque esto va a tener un impacto", dijo.

El concejal Miguel Villalpando coincidió con esa opinión: "Sabemos que hay trabajo sustancial que se tiene que hacer, pero una cosa es planear a futuro y otra cómo se justifican estos aumentos; con estos aumentos nos pondríamos fuera del mercado", subrayó.

Los ediles instruyeron a la adminisrtración a reanalizar el tema en una sesión de trabajo, antes de continuar con el proceso para adopción de tarifas.

Siguiendo el proceso para la actualización de tarifas de impacto, el primer voto para adoptar las recomendaciones del estudio podría darse el 15 de octubre, para luego publicar las tarifas y llamar a una segunda audiencia pública, el 19 de noviembre.

El voto final para adopción sería el 7 de enero, para que las tarifas entren en vigor el 23 de marzo.

Recommended for you