IRS

Washington D.C.— El Servicio de Impuestos Internos les hoy recordó a los contribuyentes que deben protegerse contra el fraude tributario y otras estafas financieras relacionadas con COVID-19.

En los últimos meses, la División de Investigación Criminal (CI) del IRS ha visto una variedad de estafas de pagos de impacto económico (EIP) y otros esquemas financieros que buscan aprovecharse de contribuyentes desprevenidos. CI continúa trabajando con las agencias de aplicación de la ley en el país y en el extranjero para educar a los contribuyentes acerca de estas estafas e investigar a los delincuentes que las perpetraron durante este momento difícil.

“Los delincuentes aprovechan cada oportunidad para explotar situaciones malas, y esta pandemia no es una excepción”, dijo Chuck Rettig, Comisionado del IRS. “El IRS está totalmente enfocado en proteger a los estadounidenses a la vez que ofrece pagos de impacto económico en un tiempo récord. La búsqueda de aquellos que participan en estafas relacionadas con COVID-19, que abusan intencionalmente de los programas destinados a ayudar a millones de estadounidenses durante estos tiempos inciertos, seguirá siendo una prioridad significativa, tanto del IRS como de CI del IRS”.

Los delincuentes continúan usando los pagos de impacto económico de COVID-19 para cubrir sus esquemas para robar información personal y dinero. Sin embargo, las estafas relacionadas con COVID-19 no se limitan a robar los EIP de los contribuyentes. CI ya ha visto estafas relacionadas con la venta organizada de kits de prueba en el hogar falsos, ofertas para vender curas, vacunas, píldoras y consejos falsos acerca de tratamientos no probados para COVID-19. Otras estafas pretenden vender grandes cantidades de suministros médicos a través de la creación de tiendas, sitios web, cuentas de redes sociales y direcciones de correo electrónico falsos en las que el criminal no entrega los suministros prometidos después de recibir fondos.

“Los delincuentes intentan aprovechar nuestros tiempos y poblaciones más vulnerables. Pero debido a que hemos visto muchos de estos criminales y esquemas antes, sabemos cómo encontrarlos y cómo sacarlos a la luz”, dijo Don Fort, Jefe de Investigación Criminal del IRS”. Y debido a que COVID-19 es un problema global, requiere una solución global. No solo estamos aprovechando nuestra experiencia en investigación financiera a nivel nacional, sino que trabajamos de la mano con nuestros socios J5 en esos casos de COVID-19 que cruzan fronteras. Realmente no hay lugar para que los delincuentes se escondan.”

Otras estafas relacionadas con COVID-19 implican la creación de organizaciones benéficas falsas que solicitan donaciones para individuos, grupos y áreas afectadas por la enfermedad. Algunos delincuentes ofrecen oportunidades para invertir temprano en compañías que trabajan en una vacuna contra la enfermedad y prometen que la “compañía” aumentará dramáticamente su valor como resultado. Estas promociones a menudo se denominan “informes de investigación”, hacen predicciones de un “precio objetivo” específico y se relacionan con acciones de microcap o acciones de bajo precio emitidas por las empresas más pequeñas con información pública limitada disponible.

Finalmente, CI también ha visto un tremendo aumento en los esquemas de phishing que usan correos electrónicos, cartas, textos y enlaces. Estos esquemas de phishing usan palabras clave como “Corona Virus “, “COVID-19” y “Estímulo” de diferentes maneras. Estos esquemas se lanzan a un gran número de personas conocidas por los estafadores en un esfuerzo por obtener información de identificación personal o información de cuenta financiera para incluir números de cuenta y contraseñas. La mayoría de estos nuevos esquemas juegan activamente con el miedo y el desconocimiento del virus y los pagos de estímulo.

Las estafas relacionadas con el coronavirus (COVID-19) se deben informar a la línea directa del Centro Nacional de Fraudes de Desastres (NCDF, en inglés) al 866-720-5721 o enviarse a través del Formulario de Quejas en línea del NCDF. El NCDF es una agencia nacional de coordinación dentro de la División Criminal del Departamento de Justicia dedicada a mejorar la detección, prevención, investigación y enjuiciamiento de conductas criminales relacionadas con desastres naturales y provocados por el hombre y otras emergencias, como el coronavirus (COVID-19). El personal de la línea directa obtendrá información acerca de su queja, que luego será revisada por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Los contribuyentes también pueden reportar el fraude o el robo de sus pagos de impacto económico al Inspector General del Tesoro para la Administración Tributaria (TIGTA). Los informes se pueden hacer en línea. TIGTA investiga los intentos externos de interferir corruptamente con la administración tributaria federal, incluidas las estafas de coronavirus relacionadas con el IRS.

Además, los contribuyentes siempre pueden informar los intentos de phishing al IRS. Aquellos que reciben correos electrónicos no solicitados o intentos de redes sociales para recopilar información que parece ser del IRS o de una organización estrechamente vinculada al IRS, como el Sistema Electrónico de Pago de Impuestos Federales (EFTPS), deben reenviarla a phishing@irs.gov. Se alienta a los contribuyentes a no entablar comunicación con posibles estafadores en línea o por teléfono.

Obtenga más información en la página Informe de phishing y estafas en línea en IRS.gov. La información oficial del IRS acerca de los pagos de la pandemia y el impacto económico de COVID-19 se puede encontrar en la página de Alivio Tributario por Coronavirus en IRS.gov, que se actualiza con frecuencia.

0
0
0
0
0

Recommended for you