Claudia M. González Jiménez (copy)

CLAUDIA M. GONZÁLEZ JIMÉNEZ

Yuma – Al ser nombrada la nueva jueza comisionada (commissioner) de la Tribunal Superior del Condado de Yuma, Claudia M. González Jiménez espera con entusiasmo no solo aplicar la justicia, sino formar nuevos puentes entre el sistema jurídico local y el público en general, entre ello residentes de habla hispana.

González Jiménez, hasta el momento fiscal adjunta para el condado, fue nombrada recientemente a su puesto por el presidente del tribunal, el juez David M. Haws, en base de la recomendación de un comité de selección jurídica.

En el Condado de Yuma, un juez o jueza comisionado(a) desempeña muchos de los deberes de un juez elegido de la Tribunal Superior, aunque es nombrado al puesto por el juez presidente en vez de eligirse.

González Jiménez se asciende a su nuevo cargo luego de su servicio de no solo fiscal, sino como abogada de inmigración y, antes, como educadora.

“Estoy muy emocionada por la oportunidad de servir a la comunidad de Yuma en este nuevo cargo”, dijo.

Al puesto, dijo, trae el mismo compromiso que ha tenido como fiscal, el de aplicar la justicia de manera justa y con mente abierta, aunque también espera la oportunidad de involucrarse en la comunidad y ayudar a promover estrechos lazos entre las cortes y los residentes a quienes sirven.

“Definitivamente espero la oportunidad de recibir los comentarios de la comunidad”. Las opiniones del público permiten que el sistema jurídico responda bien a las necesidades de residentes, agregó, y “yo pienso que la comunidad aprecia siendo escuchada”.

Entre ellos con quienes quiere fortalecer vínculos son las personas de habla hispana que se presentan en la corte. Para González Jiménez, quien obtuvo su licenciatura en las ciencias políticas y literatura española de la Universidad Emory en Atlanta, Georgia, su cargo le da “una oportunidad única” de servir a personas de otro idioma.

Con su familia, González Jiménez inmigró a la edad de 3 años de México a la ciudad de Phoenix. Tras graduarse de Emory, regresó a Phoenix, donde durante tres años impartió clases de español, latín y de gobierno estadounidense en la escuela Phoenix Country Day. Durante su segundo año en esa escuela estableció una clase de lenguaje de herencia para estudiantes cuyo primer idioma era el español.

Después de tres años, se mudó a la ciudad de Seúl, en Corea del Sur, para impartir clases de inglés como segundo idioma para niños y jóvenes de diversas edades.

Fue durante el período como maestra que González Jiménez decidió emprender nueva carrera en las leyes. Se ingresó al Colegio de Derecho Sandra Day O’Connor, de la Universidad Estatal de Arizona (ASU), donde también ganó el galardón Janet S. Mueller Oral Advocacy Award, por sus habilidades oratorias.

Al graduarse, se unió a Florence Immigrant and Refugee Rights Project, organización con sede en Phoenix que brinda servicios legales a personas que se encuentran detenidas bajo amenaza de deportación.

Hace más de seis años que se unió a la oficina del fiscal del Condado de Yuma. Fue ella que recientemente obtuvo la condena contra Jared Cardwell por el asesinato de la hijastra de 2 años de edad de él.

González Jiménez fue seleccionada por su nuevo cargo entre cuatro solicitantes que lo buscaban. Ocupará un puesto que se abrió con la jubilación de la jueza Kathryn Stocking-Tate tras más de 15 años de servicio.

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por el condado, González Jiménez en su nuevo cargo se responsabilizará por casos de relaciones domésticas y casos testamentarios.

“Estoy muy emocionada iniciar este nuevo capítulo como jueza”, concluyó.

0
0
0
0
0

Recommended for you