Somerton- Este año es ya el más letal en las carreteras del sur condado, con el mayor número de muertes en accidentes de la última media década, de acuerdo con cifras del Departamento de Bomberos Somerton-Cocopah (SCFD).

De enero a octubre se han registrado 11 muertes en accidentes viales, la mayor cifra anual desde el año 2017, y aun faltan las semanas en que se prevé aumente el tráfico y, con ello, los riesgos de accidentes, expuso Paul De Anda, jefe de SCFD.

“Me impresiona el número de muertes, y porque todavía no terminamos el año; el número de accidentes ha sido consistente mes por mes, pero la gravedad de ellos es lo que está aumentando”, comentó.

En el año 2017 fallecieron 6 personas en accidentes de carreteras en la jurisdicción de la corporación, que cubre la mayor parte del sur del condado, y en 2018 la cifra fue de 2 muertes.

Para 2019 se volvieron a incrementar las fatalidades, muriendo 7 personas en accidentes viales, pero la cifra se redujo a 4 el año pasado.

De Anda expuso que las muertes en accidentes viales en el área solo se vieron en esta magnitud en los años ochentas y noventas, cuando muchos residentes salían a los centros nocturnos en México y aquí provocaban esos percances.

Sin embargo, opinó que ahora se combinan factores como el mayor tráfico por el crecimiento poblacional y el hecho de que algunas carreteras, como la avenida B, una de las más utilizadas para trasladarse de San Luis a Yuma, no esta diseñada para tal carga de tráfico.

“Para mi, la avenida B ya tiene que ampliarse, porque sigue siendo un camino para uso agrícola, de dos carriles, sin carriles para dar vuelta. Ahí las personas van de prisa y cuando llegan a la calle County 18 se hace todavía más angosto”, opinó.

“Por lo menos debería estar planificándose, pero no he escuchado que haya algún plan, y hay más y más personas sobre las carreteras pequeñas”, añadió el jefe de bomberos.

De Anda reconoció que en el último año se ha incrementado el patrullaje de la Oficina del Alguacil del Condado, y señaló que para ello influyó la gestión del supervisor del condado Martín Porchas.

“La falta de patrullaje ha sido un problema, pero si se ha hecho un esfuerzo por aumentarlo, aun con la falta de oficiales y el hecho de que se reclutan y luego se van a otras corporaciones, pero si ha aumentado el patrullaje”, dijo, por su parte, el supervisor Porchas.

Añadió que para ampliar la avenida B tendría que mostrarse un conteo de tráfico suficiente, y es algo que podría revisarse, pero anunció que el condado está haciendo un análisis de ingeniería para determinar qué mejoras requiere la avenida G, en cuya intersección con la avenida County 15 se han registrado 3 muertes por accidentes automovilísticos este año, y dos más a la altura de la avenida 12¾.

De Anda dijo que lo ideal sería instalar un sistema de semáforos en la intersección de la avenida G y la calle County 15, lo que reduciría no solo el número de accidentes y la gravedad de ellos, como sucedió con los semáforos instalados en la avenida Somerton y la calle County 14, y en la avenida B, a la altura de la calle County 19.

“Ahí desde que pusieron las luces no ha habido fatalidades, sigue habiendo algunos accidentes, pero no con la gravedad de los que había antes”, abundó.

Las muertes por accidentes carreteros en el sur del condado se incrementan de octubre a abril, con la temporada agrícola, pero el número mensual de accidentes se mantiene todo el año de 7 a 12.

Martín Porchas dijo que los excesos de velocidad y las distracciones al conducir tienen mucho que ver en la incidencia de accidentes y fatalidades en las carreteras.

“Sabemos que se necesitan mejoras en las carreteras, y eso toma tiempo y recursos, pero otra vez tenemos que pedir a la gente que baje la velocidad en las carreteras, que ahora que está la temporada agrícola tomen en cuenta que necesitan tomar más tiempo para llegar a su destino”, expuso el supervisor del condado.

Apuntó que las calles rurales suelen cargarse de tráfico y flujo de maquinaria agrícola, y son las de más riesgos de accidentes, pero la carretera 95 esta diseñada para cruzar el condado con un tráfico más fluido, y es la ideal para desplazarse entre las comunidades del condado.

De Anda agregó que la gravedad de los accidentes es tal que en el último mes han tenido que utilizar la herramienta “quijadas de la vida” en seis ocasiones, para extraer a personas de los vehículos, más recientemente el 20 de octubre, cuando se usaron con tres lesionados, dos de ellos que perdieron la vida, en un choque entre un camión de carga y dos autos, en la carretera 95, a la altura de la avenida C.

0
0
0
0
0

Recommended for you