Yuma– Todos los jueves durante la tarde, clientes de la Biblioteca de Foothills reunen en grupos, para que personas de habla hispana intenten hablar en inglés a personas de habla inglés, quienes responden en español.

Podría parecer que están hablando sin entenderse. Al contrario, si siguen haciendolo, podría llegar el día que tengan conversaciones en cualquier de los dos idiomas.

Así son las actividades del Club Bilingüe, uno de varios programas gratuitos que ofrecen las bibliotecas del Condado de Yuma para ayudar a residentes del área a aprender conversar tanto en inglés como español.

La Biblioteca de Foothills, ubicada en 13226 sur del camino South Frontage, también es sede del programa Café en Inglés, el que se realiza los jueves durante la mañana para que participantes puedan practicar conversación en inglés, y del programa Café en Español, para hablantes de inglés puedan mejorar su dominio de español.

Mientras tanto en la Biblioteca Principal de Yuma, 2951 sur de la calle 21st Drive, clientes reunen en sesiones de hora de media del Club de Español, programa de tal popularidad entre los pájaros de nieve que la biblioteca lo ofrece dos veces a la semana durante los meses de invierno.

La Biblioteca Principal también ofrece clases de Inglés como Segundo Idioma, mientras la Biblioteca de Wellton es sede de clases de inglés conversacional. Tanto la biblioteca de Yuma como las de Somerton y San Luis, Ariz., ofrecen Horarios de Cuentos Bilingües para niños pequeños, quienes tipicamente están en etapa de vida más cómoda para adquirir un segundo idioma.

Sarah Wisdom, administradora de relaciones comunitarias para el Distrito de Bibliotecas del Condado de Yuma, considera que los programas de enseñanza de español y inglés son aptos como parte de la misión global de bibliotecas, la de promover el aprendizaje de toda la vida y de enriquecimiento de la comunidad –comunidad en que, por casualidad, dos idiomas se hablan habitualmente.

Pero cual que sea el programa, el objetivo siempre es realizar el aprendizaje en lo que se refiere como ambiente sin estrés, donde los participantes no tienen miedo de pronunciar mal una palabra o conjugar de manera incorrecta cualquier verbo.

"Es un ambiente completamente libre de juicio", afirmó Silvia Bell, bibliotecaria asistente que supervisa las sesiones del Club Bilingüe en Foothills. "Todos nosotros reimos y corregimos uno al otro y tomamos a la ligera los aspectos más dificiles de aprender un idioma".

En dichas sesiones, el hablante de inglés que haga error en español es corregido por el hablante de español con quien conversa, y vice versa. De tal manera, ambas personas se encuentran en la misma situación de aprender un nuevo idioma.

"Y es más fácil darte cuenta de tus propios errores", dijo Bell. "Y te sientes más seguro si tienes que corregir a otra persona".

En las sesiones del Club de Español realizadas en la Biblioteca Principal, la instructora enseña una leccion de la gramática, y después los estudiantes conversan para poner en práctica lo que acaban de aprender.

"Realmente es un grupo diverso que participa en el club", señaló Alex García, bibiliotecario asistente que dirige los programas bibliotecarios de alcance a clientes de habla hispana. "Durante la mayoría del año, tenemos como participantes adultos que quieren aprender y mejorar su dominio de español, ya que tienen negocios, o residen en una comunidad de habla hispana y quieren ser bilingües".

Agregó: "durante los meses del invierno el número de participantes realmente aumenta ya que los visitantes del invierno participan".

Personas se unen al club con diferentes niveles de comprensión de español, dijo García, pero ellas que cuentan con mejor dominio les dan ayuda a esas participantes con menos.

"Los participantes que saben más pueden aprender aun más por medio de enseñar a otros".

Aunque no es tan formal como una clase que se imparte en una preparatoria o en colegio , el Club de Español puede brindarles a sus participantes los conocimientos básicos para que puedan aprender el idioma de su propia cuenta, dijo García.

"Nuestra misión es reunir a la gente y darle los básicos, y después darle vínculos a otras personas con la misma meta", dijo García. "También le damos vínculos a los recursos de aprendizaje con que contamos. Si están motivados y si aprovechan nuestros recursos cada día y se expone al idioma, absolutamente pueden llegar a hablarlo con fluidez".

Todos los programas de idioma son de forma gratis y están abiertos a todos, aunque a personas que desean integrar el Club Bilingüe de la Biblioteca de Foothills, se les pide que se inscriban por adelantado, ya que cupo en la biblioteca es limitado.

Lourdes Rose, quien supervisa la sesiones del Club de Español, dice que está buscando a voluntarios con dominio de español para ayudarle a enseñar las lecciones del club.

Quienes deseen ayudarle pueden contactar la Biblioteca Principal, llamando al 928-782-1871. Para mayor información sobre programas de idioma que se ofrecen en las bibliotecas, personas pueden marcar el mismo número.

Recommended for you