San Luis, Ariz.- A poco más de un mes de que termine el año fiscal, el gobierno de esta ciudad debate qué gastos puede recortar y qué proyectos aplazar para eliminar un déficit de casi 2.6 millones de dólares y balancear su presupuesto.

La cifra la dio a conocer el miércoles Mónica Castro, directora de finanzas, en sesión de trabajo del concilio de la ciudad, para discusión del presupuesto de egresos para el año fiscal 2019-2020.

Asimismo, está en la mesa de discusión un déficit de 750 mil dólares en el Fondo de Ingresos por Usuarios de Carreteras (HURF), para que el que se tendrían que recortar proyectos de mejoras a calles o asignar recursos de otras cuentas municipales.

“Desde febrero, el presupuesto es de lo que más hemos estado hablando en el departamento. Hemos avanzado en reducir el déficit en el fondo general, empezamos con 7.6 millones, bajó a 4.6 millones cuando tuvimos el retiro, y ahora estamos en 2.6 millones, sin contar el déficit en HURF”, dijo la funcionaria.

Entre los proyectos de magnitud que se debaten está el de un edificio de poco más de 1 millón de dolares para el departamento de flotilla, propuesto y aplazado en el fondo general al menos en los últimos dos años.

Además, se propuso hacer en fases un proyecto de semáforos en la intersección de la avenida Cuarta y el bulevar César Chávez, con lo que se reducirá a casi 440 mil dólares el déficit en el fondo de HURF.

El alcalde Gerardo Sánchez comentó que las discusiones del presupuesto se han prolongado porque los ingresos han sido impactados con la baja en ventas en los negocios, que se reflejan en menos captación en impuesto de venta.

Añadió que los proyectos que se aplacen o se hagan a un lado del presupuesto son necesarios, pero se debe respetar el tope de gastos, y el plan es operar con un gasto similar al del año pasado, que fue de casi 46 millones de dólares.

Y aunque destacó que el gobierno municipal ha sido muy eficiente en el manejo del gasto, señaló que el alza anual en los costos para los proyectos es un factor que debe tomarse en cuenta.

“El problema es que cada año que esperamos para hacer un proyecto, los costos suben; con el edificio para flotilla empezamos con 700 mil dólares, ahora estamos a casi 1.2 millones, el costo se va arriba como 200 mil dólares cada año”, expuso.

Entre las medidas para reducir el gasto propuesto, se aprobó la contratación de solo un oficial, de 11 que el Departamento de Policía proponía, y la contratación de un despachador para el mismo departamento. Fuera quedaron varias posiciones que se proponían para otras dependencias municipales.

No obstante, se aprobaron más de 50 mil dólares en contribuciones y patrocinios a agencias y organizaciones que colaboran con el ayuntamiento, varias de ellas con incrementos con respecto al año anterior, aunque otras quedaron pendientes en espera de informes sobre resultados de esas contribuciones en el último año.

Los ediles podrían tener una sesión adicional para el tema del gasto, en el que analizarán que proyectos pueden esperar y cuales podrían hacerse en fases, ya que, aun aplazando el proyecto del edificio de flotillas, quedaría más de 1 millón de dólares en déficit del fondo general.

La administración municipal tiene hasta antes del 12 de junio para presentar un presupuesto tentativo para el año fiscal que inicia el 1 de julio, y puede extender hasta agosto el plazo para adoptar el presupuesto oficial.

Recommended for you