Cubrebocas

En imagen de abril, dos hombres caminan por la calle Main de San Luis portando cubrebocas. Desde el miércoles y jueves, el alcalde de esta ciudad, y el de Somerton, declararon obligatorio el uso de cubrebocas para contener el avance de casos de COVID-19 en el área.

San Luis, Ariz.- San Luis y Somerton dieron un paso adelante en las medidas para contener los contagios de COVId-19, haciendo obligatorio el uso de cubrebocas en sus jurisdicciones municipales.

Desde la tarde del miércoles, y desde el jueves, en Somerton, es obligatorio el uso de cubrebocas en espacios públicos, en áreas públicas de negocios y centros de trabajo, así como establecimientos y en edificios de gobierno municipal, considerándose un delito menor el incumplimiento de la regla.

La regla es contenida en una proclamación y declaración continua de emergencia firmada por el alcalde Gerardo Sánchez, argumentando, entre otros aspectos, la facilidad de propagación del virus y que la proporción local de infecciones de COVID-19 en el condado es más alta que la proporción de Arizona.

Señala además que el número de casos de COVID-19 muestra una trayectoria ascendente en el Condado de Yuma, y que la población del condado depende de un solo hospital. Además, que los pobladores del área viajan frecuentemente a California, donde también hay alto número de contagios, y a México, donde son numerosas las muertes por COVID-19.

Hasta el miércoles, en el código postal 85349, donde se ubica San Luis, se registraban 475 casos confirmados de COVID-19. Con la obligatoriedad del uso de cubrebocas se espera mantener baja la velocidad del aumento de casos.

“Ya es ley usar cubrebocas en San Luis Arizona; le agradecemos al gobernador Ducey que nos dio la autoridad a los condados y municipalidades de hacerlo obligatorio”, dijo el alcalde Sánchez en un mensaje transmitido por Facebook.

En Somerton, una proclamación similar se firmó poco después por el alcalde Gerardo Anaya, para entrar en vigor este jueves, a partir de las 8:00 a.m.

El munícipe dijo que esperan que la regla impacte en una desaceleración de los contagios, especialmente porque Somerton está en el área de uno de los códigos postales con más casos confirmados de COVID-19 en el condado.

Hasta el miércoles, en el código postal 85350, en donde se ubica Somerton, el Departamento de Salud del Condado tenía registrados 1,080 casos confirmados del virus.

Para Anaya, un factor para ese índice de casos es el desapego de los jóvenes a las recomendaciones sanitarias, ya que el mayor número de casos confirmados está en la población de 20 a 44 años. El alcalde estimó que solo el 30 por ciento de esa población utiliza el cubrebocas en Somerton.

“El problema es que son ellos los que están infectando a la gente vulnerable, y son la población que menos usa el cubrebocas y el distanciamiento”, señaló Anaya, aunque estimó que, en general solo el 40 por ciento de la gente toma medidas para prevenir infectarse.

Para la regla de uso obligatorio de cubrebocas se cita el estatuto estatal 26-317, que identifica a cualquier violación a esas provisiones como un delito menor.

Tadeo De La Hoya, administrador municipal en San Luis, explicó que la instrucción a los oficiales de cumplimiento de la ley es que la prioridad sea educar a la gente, dándoles la oportunidad de que acaten el uso de cubrebocas antes de cualquier sanción, aplicando el criterio.

Sin embargo, puntualizó que un delito menor, como ahora se cataloga el no usar cubrebocas en sitios públicos, puede tener como consecuencia una multa de hasta 2,500 dólares y hasta 6 meses de cárcel para el infractor.

El 13 de junio, oficiales del sur de Arizona, entre ellos los dos alcaldes y Marco Antonio Reyes, presidente de la mesa de supervisores del Condado de Yuma, enviaron una carta al gobernador Doug Ducey, solicitando la autorización para hacer mandatorio el uso de cubrebocas. El mandatario estatal giró dicha autorización el miércoles por la tarde.

La obligatoriedad de uso de cubrebocas no aplica para infantes de 2 años y menores, ni para personas cuya condición de salud impide usarlos.

Tampoco aplica cuando se está en casa o en el auto solo o acompañado de alguien con quien se vive, ni al ejercitarse al aire libre, solo o acompañado con alguien con quien se comparte hogar.

La disposición permanecerá vigente la emergencia por COVID-19 o hasta que sea enmendada o terminada, se indica en la proclamación de san Luis que puede consultarse en el enlace https://www.sanluisaz.gov/DocumentCenter/View/9380/Proclamation-Continued-Declaration-of-Emergency-and-the-Legal-Opinion.

0
0
0
0
0

Recommended for you