San Luis, Ariz.- Oficiales del Distrito Escolar de Gadsden descartaron la validez de una publicación que circula en redes sociales, que señala que la directora y tres maestros de la escuela primaria Río Colorado habrían sido obligados a renunciar y separados de sus puestos por falsificar resultados de exámenes estatales.

Aunque dos de los educadores dejaron sus puestos y los de otros dos fueron eliminados, Raymond Aguilera, superintendente del GESD, y Luis Márquez, presidente de la Mesa Directiva del distrito escolar, aseguraron que la salida de esos educadores no fue por el supuesto fraude con las pruebas de AzMERIT, de cuyos resultados depende la calificación que el Departamento de Educación asigna a las escuelas.

Según la publicación anónima que circula en Facebook, la directora de Río Colorado, Alma Castillo, en conjunto con Claudia Alvarez, maestra líder del plantel, y otros dos mentores, habrían sido observados llenando formatos de respuesta de los exámenes estatales que son aplicados a los estudiantes.

Con ello, de acuerdo con la publicación, la directora y maestros habrían obtenido bonos por el progreso escolar de los estudiantes y la calificación a la escuela, falsificando calificaciones en al menos dos años, a partir del ciclo escolar 2015-2016.

Señala que tanto el superintendente del Distrito Escolar como el Departamento de Educación confrontaron a los educadores, quienes testificaron que lo hicieron influidos por la directora.

Aguilera afirmó que la publicación no es objetiva, debido a que el distrito no aplica los exámenes estatales en papel, ya que se hace todo electrónicamente. Agregó que no hubo tal acción del distrito o del Departamento de Educación, y se da a conocer una calificación de F a la escuela, el año pasado, cuando el resultado de dicha evaluación estatal no ha sido publicado.

En sesión de la Mesa Directiva, el lunes, fue aprobada la renuncia de Alma Castillo como directora de la escuela, por razones familiares. Aguilera subrayó que esa razón personal es la única tras su salida del puesto.

Añadió que se eliminaron dos puestos de maestros sustitutos en la escuela, los que habrían correspondido a los otros maestros señalados en la publicación, mientras que Claudia Alvarez, clasificada como Master Teacher en el plantel, también renunció al puesto por razones personales.

Alicia Williams, directora ejecutiva de la Junta Estatal de Educación, declinó confirmar cualquier investigación sobre fraude con calcificaciones estatales en el GESD, debido a las limitaciones legales: “Si esa fue la situación, por estatuto estatal debió reportarse a la agencia; pero, de cualquier manera, la ley nos impide dar a conocer esos casos hasta cuando haya una resolución de la junta”, dijo.

Alma Castillo no ha respondido a una solicitud de comentarios, pero en su carta de renuncia anota que deja la dirección de la primaria Río Colorado porque necesita ese tiempo para su familia: “He estado en el distrito por 15 años y estoy muy agradecida por la oportunidad de ser parte del distrito”, agrega en el documento fechado el 22 de agosto.

Para los oficiales del distrito, los rumores que contiene la publicación son contrarios a los esfuerzos del por el progreso académico en Río Colorado y el resto de los planteles: “Pediríamos a la gente que mejor acudan a las escuelas o a nosotros para confirmar la verdad, que no se dejen llevar por publicaciones sin sustento”, dijo Luis Márquez.

Aguilera reiteró que la salida de Castillo y los maestros de Río Colorado no obedeció a un supuesto fraude con calificaciones, y llamó a quienes crearon esa publicación a poner su nombre y presentar pruebas de lo que señalan.

Se intento además confirmar directamente en el Departamento de Educación si se ha reportado últimamente alguna irregularidad en escuelas del GESD, pero no se ha obtenido respuesta.

Recommended for you