Campaña

Se une el Departamento de Salud del Condado de Yuma a la campaña contra el consumo de tabaco.

En el marco del Gran Día de No Fumar, que se conmemoró el 19 de noviembre, el Departamento de Salud del Condado de Yuma está alentando a la población a abandonar el consumo de tabaco en sus distintas presentaciones, ante el impacto negativo en la salud de los fumadores y sus familias.

Se estima que en los Estados Unidos más de 32 millones de adultos fuman cigarrillos y una de cada cinco muertes en nuestro país, pueden ser atribuidas al hábito de fumar cigarrillos, de acuerdo a información del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Fumar causa alrededor de un 90 por ciento de las muertes por cáncer de pulmón en los hombres y un 80 por ciento entre las mujeres, además los casos de enfisema pulmonar entre fumadores son de alrededor de un 75 por ciento.

Los consumidores de cigarrillos tienen de dos a cuatro veces más probabilidad de desarrollar una enfermedad de las arterias coronarias del corazón, que aquellos que no fuman.

Además de esto, el Centro de Control de Enfermedades, indica que los adultos que fuman o tienen antecedentes de tabaquismo, están en mayor riesgo de padecer enfermedades graves a causa de infecciones pulmonares como la gripe o el COVID-19.

Abandonar el hábito del tabaco ofrece beneficios tan inmediatos, como que 20 minutos después de dejar de fumar su frecuencia cardíaca y presión arterial bajan, y después de 12 horas los niveles de monóxido de carbono en la sangre vuelven a la normalidad.

Las personas que dejan de fumar notarán una mejora en la circulación y función pulmonar en los primeros 3 meses y el peligro de un ataque cardíaco se reduce drásticamente durante el primer año; además de que decrece el riesgo de desarrollar diabetes.

El Departamento de Salud mantiene una colaboración permanente con la Sociedad Estadounidense del Cáncer para asistir a las personas que deseen dejar de fumar, con información y opciones disponibles para establecer un plan dejar de fumar.

“Alentamos a todos los que fuman a que hagan del 19 de noviembre el comienzo de su viaje para dejar de fumar o inicien un plan para dejar de fumar ese día”.

La línea directa de Fumadores de Arizona (ASHLine) es 1-800-55-66-222 y ahí podrá hablar con un asesor para establecer metas y crear un plan que lo lleve a parar de fumar; también puede comunicarse, para más información, al Departamento de Salud al teléfono (928) 317-4580.

0
0
0
0
0

Recommended for you