San Luis, Ariz.- En la elección especial que se avecina está en juego el futuro de San Luis, afirma el alcalde Gerardo Sánchez, quien llamó a los votantes a expresar con su voto si están o no de acuerdo con pagar un impuesto predial.

“En esta elección está en juego el futuro de San Luis, yo les digo que aquí se va a decidir cómo quieres a San Luis”, dijo el munícipe como mensaje a los votantes.

Sánchez reconoció que hay residentes a favor y en contra del impuesto de propiedad, pero reiteró que se trata de una medida necesaria ante la necesidad de más infraestructura para atender el crecimiento, y ante la tendencia a la baja en la recaudación por impuesto de venta, del que depende el 40 por ciento de los ingresos municipales.

Esa recaudación, como se expuso la semana anterior, depende en más del 70 por ciento de las personas que llegan de México a comprar en los negocios locales: “Están cruzando menos y no somos los únicos con ese problema”, agrego Sánchez.

“Todos los pueblos que están enseguida de la frontera están cuidando su presupuesto porque dependen del dinero de la gente que cruza”, puntualizó.

La semana anterior el alcalde y concejales se reunieron con vecinos de la subdivisión 9A, el este la ciudad, para aclarar algunos puntos sobre la propuesta de impuesto, ante la campaña en contra del residente David Lara y el Comité por la Responsabilidad Fiscal.

“Dicen que estamos quebrando la ley al reunirnos ahí; ya me asesoré legalmente y podemos hacerlo, podemos hablar, decir vota un sí o un no, pero no podemos usar recursos de la ciudad”, aseguro.

Añadió que los dineros que recauden con el impuesto impactarán indirectamente en más fuerza policial, al contar con fondos para equipar a los policías que se contraten: “Sabemos que el impuesto de propiedad no puede usarse para nomina, nunca se ha dicho que ese impuesto se usaría para salarios”, aclaró el munícipe.

Con el nuevo impuesto se estima una recaudación anual de 1.3 millones de dolares, lo que serviría para financiar la primera fase de un parque regional con costo de 2.3 millones de dolares, una subestación para Policía y Bomberos, por 8.2 millones de dólares, e infraestructura pública por 1.3 millones de dolares, en la que se incluye la pavimentación de una calle que conecte a las subdivisiones del este con las del oeste de la ciudad.

Vecinos de la subdivisión 9A, como Hortensia Reyes, expresaron su inquietud por el potencial nuevo impuesto: “De por si ya es muy pesado con lo que pagamos, no se me hace bien, yo creo que no están las cosas como para pagar más, yo pago casi 1900 dolares al año de puros impuestos; hay mucha gente aquí que mejor ha dejado sus casas por eso”, dijo.

Hortensia fue una incisiva ante el alcalde y concejales en la reunión celebrada en su vecindario, cuestionando el nuevo cargo que se propone y la prioridad de los proyectos que se quieren desarrollar con esos fondos: “Para que queremos calles bonitas si no hay empleos, déjenlo así, estamos impuestos a movernos en las calles de arena, no podemos pagar más”, dijo en una de sus intervenciones.

Vecinos cuestionaron también la fala de acción para evitar que los estudiantes que vienen de México sean atendidos sin costo en las escuelas locales. Señalaron que son los impuestos que pagan los residentes los que sostienen esos servicios.

Además de aclarárseles que los impuestos que se pagan en las subdivisiones del este vienen del condado y Distrito Escolar de Somerton, la concejal Gloria Torres les dijo que es ante esas organizaciones a donde deben dirigir cualquier inquietud sobre los cargos en en sus boletas de impuestos.

El alcalde aseguró que los recursos municipales son administrados eficientemente y de forma transparente, y comparó que ciudades como Nogales, con menos habitantes, operan con mayor presupuesto que San Luis: “Nogales opera con casi 57 millones de dólares de presupuesto, con una población de 25,000; nosotros el año pasado corrimos la ciudad con un presupuesto de 47 millones, y tenemos casi 36 mil habitantes”.

Ese mismo panorama -afirmó- se ve en el renglón de policía: “El presupuesto de su Departamento de Policía es de 6,6 millones de dólares, para 72 elementos, nosotros tenemos 40 policías y presupuesto de solo 2.4 millones d dolares. A los que critican les digo que hay que mirar los números, estamos haciendo milagros”.

Sánchez puntualizó que de no aprobar los votantes el impuesto de propiedad para financiar los servicios e infraestructura para el crecimiento se mantendrán los servicios, pero habrá dificultades para atender el crecimiento.

“Si no pasa vamos a seguir trabajando, se van a poder proveer los servicios, pero vamos a tener que hacer bastantes recortes; si pudimos lograr evitar una bancarrota hace años vamos a poder sobrevivir de esto, pero los residentes se tendrán que preguntar qué tan rápido quieren un parque o esa subestación de policía que se necesitan”, finalizó.

David Lara pidió a los votantes razonar su voto, ya que “si votan que sí, le van a dar un cheque en blanco a la ciudad para que pueda incrementar el impuesto, porque puso solo un mínimo llamado levy a cobrar, si dicen que necesitan más dinero para otros proyectos va a aumentar el pago automáticamente”, expuso.

“Finalmente la decisión esta en manos de los votantes, ellos decidirán si premian o no los malos manejos de este gobierno dándoles más recursos”, apuntó.

Recommended for you