San Luis R.C., Son.- En las primeras semanas de agosto podría incrementarse el flujo de migrantes a esta ciudad, cuando se prevé que empezará el retorno por esta localidad, con la nueva medida del gobierno de Estados Unidos para tratar con los solicitantes de asilo político.

El requerimiento del Departamento de Seguridad Nacional regresaría a migrantes a esta ciudad, para que esperen en México una cita para revisión de su solicitud por un juez de inmigración, como ha estado sucediendo en otros puntos fronterizos.

Asención Serna, director del Albergue para Migrantes Don Chón, dio a conocer que el impacto local de esa medida, que se esperaba desde junio, se ha retrasado por la falta de jueces de inmigración en los Estados Unidos.

“En una reunión y taller de migrantes nos dijeron que en el mes de agosto es cuando se van a venir las salidas voluntarias para que esperen aquí mientras se compone su situación jurídica; lo que es que todavía no había jueces de inmigración para el área”, reportó.

“Yo creo que después de la primera semana de agosto empezará a verse más flujo”, agregó.

El albergue Don Chón, ubicado al oeste de la ciudad, tiene espacio para atender diariamente a poco más de 100 migrantes, pero ha habilitado otro sitio al sur de la ciudad, para otro centenar de personas.

Además, comentó Serna, están preparados para usar colchonetas para albergar a más personas.

A esa capacidad se añade la capacidad con que cuenta la Casa del Migrante “La Divina Providencia”, también para cerca de un centenar de migrantes.

Serna expuso que un incremento del flujo de migrantes significaría más demanda de espacios para albergarlos, y los pondría en dificultades, por las limitaciones de recursos: “No va a haber espacio para todos, no sé como le vamos a hacer, ahorita podemos salir adelante porque disminuyó el flujo a unas quince familias por día”, apuntó.

Señaló que la única ayuda les llega del gobierno municipal y estatal, mientras que el federal ha anunciado que los recursos los usará para abrir su propio albergue aquí, para unos 800 migrantes.

“Se supone que tiene un plan que van a implementar, pero creo que el albergue ya debería estar habilitado; pero no le veo lógica a eso, deberían de ahorrarse recursos apoyando a las instituciones ya establecidas, que tenemos años trabajando con los migrantes”, añadió.

A casi un año de que inició el fenómeno de las caravanas de migrantes centroamericanos que llegaron a la frontera para buscar asilo político, y luego de que la mayoría de ellos deciden cruzar la frontera y entregarse a la Patrulla Fronteriza para solicitar asilo, la demanda de espacios de albergue se ha reducido temporalmente, pero se descarta que vuelva a ser como en años anteriores, comentó.

A diferencia de años previos, en que la mayoría de los migrantes que recibían eran varones solos, ahora la mayoría son familias completas o mujeres con niños, abundó Serna, quien previó que el flujo se mantendrá con números variables, pero no volverá a los niveles de antes.

Además, dijo, a diferencia de meses anteriores en los que atendían a muchos migrantes centroamericanos, ahora la mayoría de los albergados son mexicanos que se anotan en una lista para ser atendidos por oficiales en Puerto de Entrada, en donde inician su solicitud de asilo.

Para Serna, el fenómeno de las caravanas y los flujos de migrantes solicitando asilo, marcó un antes y un después, y el flujo de migrantes no volverá a ser el mismo: “Aunque las políticas de los Estados Unidos son muy cambiantes con el presidente Trump, y aunque si eligen a un nuevo presidente no sabríamos que perspectiva traiga, creo que la migración seguirá creciendo y las fronteras se van a llenar”, finalizó.

Recommended for you