San Luis, Ariz.- Una campaña agresiva alistará el Ayuntamiento de San Luis para asegurarse de que la mayoría de los residentes sean contados en el censo de población del año próximo.

Ante el riesgo de que muchos, ante la falta de servicio postal a domicilio, no se enteren del conteo del Censo 2020, el alcalde Gerardo Sánchez dio a conocer que el ayuntamiento hará su propia campaña para movilizar a la población para participar en el censo.

“Ya comenzamos a hablar, estamos empezando a establecer una estrategia sobre cómo vamos a promoverlo y movilizar a la gente, porque el censo es algo muy importante”, expuso respecto a las primeras pláticas para promover que los residentes se hagan contar.

El munícipe dijo que la semana anterior se reunió con funcionarios regionales del Buró del Censo, reiterándosele que no habrá ajustes en el proceso para notificar a los residentes sobre el conteo, y se utilizará el servicio postal para dichas notificaciones.

El día oficial del censo es el 1 de abril del 2020, pero antes la agencia enviará a cada hogar las invitaciones para participar.

Desde el mes anterior, oficiales locales expusieron el riesgo de que muchas familias del sur del condado, que no reciben correo en casa, puedan no recibir dicha invitación y otras notificaciones del censo, antes del conteo.

En San Luis, reiteró Sánchez, el problema es también la reciente adición de un nuevo código postal a los domicilios, lo que confunde a la gente y podría afectar la participación en el censo: “Cuestioné eso y me dicen que no hay nada que se puede hacer, y que no tienen presupuesto tampoco para hacer una campana más amplia del censo, pero que de alguna forma iba a tomar en cuenta eso; yo no lo creeré hasta que veamos sí se están contando”, dijo.

Agregó que la campaña propia que hará el ayuntamiento involucrará a grupos civiles, en escuelas, grupos juveniles, iglesias y otras agrupaciones, para que colaboren llevando el mensaje de la importancia de participar en el censo.

“Va a ser una campaña agresiva; si no se cuenta a toda la población podemos perder muchos beneficios, y no podemos permitirlo, más en una comunidad que ha crecido el cien por ciento en los últimos diez años y tiene muchas necesidades”, añadió.

Sánchez señala que el problema de utilizar el servicio del correo para las notificaciones del censo no es solo la carencia de distribución a domicilio, sino también el hecho de que hay familias que comparten sus cajas postales con otras, desconociéndose si solo una familia recibirá la correspondencia del censo, y que no se ha aclarado cómo se evitará la confusión de compartir el mismo código postal con la comunidad de Gadsden.

Aunque ningún vocero ha respondido a los cuestionamientos sobre los riesgos de bajo conteo en el sur del condado de Yuma, el Buró del Censo ha indicado que los residentes podrán contestar la encuesta no solo por correo, y que se están asociando con organizaciones de todos los niveles para garantizar que todos sean contados.

La campaña local para movilizar la participación en el Censo 2020 estaría lista a principios del año, estimó Sánchez.

Recommended for you