Josue Alvarez

Josue Alvarez sostiene el trofeo de ganador en la función celebrada en Puerto Peñasco, el sábado, en donde sumo su tercera victoria amateur.

Somerton- Hasta hace poco, Josué Alvarez sufría del acoso o bullying común en las escuelas y en los círculos juveniles, pero el boxeo le abrió un panorama diferente de autoestima, fortaleza y un sendero prometedor en el deporte.

El pugilista de 18 años, estudiante del Arizona Western College, se para seguro sobre el ring como seguro se siente que ha superado esa etapa en que le dolían las burlas por su físico, cuando aún no tenía contacto con el boxeo.

“Se burlaban mucho de mi porque era muy flaco, a cada rato estaba en problemas por eso; el bullying me hacía sentir mal, y no hallaba que hacer”, relató el jóven sobre su etapa en la secundaria local, en los años en que más sufrió el acoso.

Josué no se dejó vencer y, buscando una actividad que le mantuviera en acción, a los 14 años encontró el club de boxeo Somerton Porhouse, en donde, casi sin percibirlo, dio con la solución a sus temores.

“Empecé a sentir más confianza en mí y a ver que ya no me hacían bullying, no sé si sería que se supieron que estaba boxeando y que podía defenderme, después ya no tuve más problemas con eso; se lo debo al boxeo, me ayudó mucho a salir adelante”, comentó Alvarez.

De mejorar su autoestima, Josué pasó al ánimo de llevar su relación con el boxeo más allá de los entrenamientos vespertinos, subiendo al ring por primera vez el año anterior, en agosto, con su primera victoria amateur, en Los Algodones, Baja California.

El sábado, Josué demostró que está en buen camino a convertirse en prospecto amateur, al ganar por nocaut su tercera pelea amateur en peso pluma, en Puerto Peñasco.

El pugilista de Somerton Powerhouse paró en el segundo round a su rival, Miguel Oceja, del gimnasio del campeón mundial Juan Francisco Estrada, en un combate complementario de una función profesional.

“Primero me sentía nervioso, pensaba que no iba a ganar, pero la pelea se empezó a dar para mí y empecé a soltar los brazos”, dijo el jóven boxeador, quien pudo enviar a rival a la lona en el primer round y concretó el nocaut en el segundo, parando la pelea.

Aunque no se trató de una pelea oficial, para el pugilista fue la mejor que ha tenido, animándole a continuar en su sueño de llegar a ser boxeador olímpico y de llegar a destacar en el boxeo profesional.

José Sánchez, entrenador del club de Somerton, adelantó que Alvarez será parte de un grupo que competirá por un puesto en la delegación sonorense a participar en un homenaje a la leyenda del boxeo mexicano Salvador Sánchez, en agosto, en el Estado de México, tierra natal del excampeón mundial.

En la función del sábado el boxeador profesional de Somerton, Angel Hernández, sostuvo su sexta pelea en la que sacó un empate ante el experimentado Fidel López, de Ciudad Obregón, en peso medio.

Además, la función marcó el regreso de José “Puma” González como representante del boxeo local. González noqueó a su oponente, Cristian Barajas, de Sonoita, en el tercer episodio del combate en peso semipesado.

Recommended for you