GESD

Las oficinas administrativas del GESD. El distrito escolar local será el último donde se vacune contra el COVID-19 a maestros y personal, se dio a conocer.

San Luis, Ariz. – Maestros y empleados del Distrito Escolar de Gadsden tendrán que esperar a inicios del próximo mes para empezar a ser vacunados contra el COVID-19, por lo que podría no haber pronto una fecha para reabrir las clases presenciales en las escuelas.

Belinda Boblett, directora de Mejoramiento Escolar del Distrito Escolar de Gadsden (GESD), dio a conocer que 549 empleados del distrito están en espera de la vacunación para que el regreso de los estudiantes a las escuelas sea en un ambiente de mayor seguridad.

La vacunación en el GESD se esperaba para este mes, pero, por la disponibilidad de vacunas y la necesidad de que los empleados del Distrito de Preparatorias Yuma Union (YUHSD) reciban su segunda dosis, se prevé que inicie hasta en la primera semana de marzo.

“Tuvimos que decirles a los maestros y al personal que tuvieran paciencia, sabemos que ellos quieren sentirse más seguros antes de regresar a las clases en persona, pero tendremos que esperar a que toque el turno al distrito para la vacunación”, externó la funcionaria.

El distrito escolar local, junto al de Somerton, quedaron en el último turno, de cuatro, para la aplicación de vacunas contra el virus que lleva a cabo el Distrito de Servicios del Salud del Condado.

Boblett dijo que la vacunación de educadores locales tendrá que esperar a que termine esa labor en el Arizona Western College, las universidades, en los planteles del programa STEDY, y en las escuelas del este del condado.

Los turnos, explicó, fueron establecidos por le oficina del Superintendente de Escuelas del Condado, pero ahora se agrega que también vacunarán antes a personal del YUHSD, para ser inmunizados en la segunda dosis.

Añadió que la administración y la mesa directiva del distrito monitorean el comportamiento de la incidencia de la pandemia en el condado, para considerar una propuesta sobre la reapertura de clases en persona, pero también la vacunación sería un factor a favor de la apertura.

“En los distritos que han regresado a clases en persona la vacunación ha estado al menos avanzada, en la lista Crane fue el primero en recibir las vacunas y luego el distrito Yuma One, nosotros quedamos en el último turno”, puntualizó.

Y aunque se creó esa lista para los turnos de vacunación, Boblett dijo que el YUHSD fue favorecido en empezar antes, en un programa piloto, adelantándose a los demás distritos.

Tom Tyree, superintendente de escuelas del condado, explicó que la designación de los turnos para vacunación en los distritos escolares se hizo al azar: “Todos los distritos tuvieron las mismas posibilidades, se hizo una papeleta por cada distrito, se pusieron en una gorra y se sacaron al azar”.

“Todos los distritos sentían que tenían una buena razón para ser los primeros, pero el número de vacunas disponibles es limitado y eso no está bajo nuestro control”, subrayó.

En enero 28, el distrito de Servicios de Salud del Condado reportó al superintendente que solo había 700 vacunas disponibles para iniciar la vacunación y, en ese sentido, Tyree reiteró que es un factor que no se puede controlar a nivel condado, ya que las vacunas son canalizadas por el estado luego de recibirlas de parte del gobierno federal.

Tyree afirmó que aun así los plazos para la vacunación en los distritos escolares no se han alargado, y en el sur del condado los distritos de Gadsden y Somerton están programados para la primera semana de marzo.

Belinda Boblett expuso que en el distrito de Somerton tuvieron la ventaja de que el Centro Regional de Salud Fronteriza les asignó algunas vacunas para empezar antes la inmunización, pero ellos dependen completamente de la asignación que determinó la oficina del superintendente.

Aun así, dijo que los maestros y el personal en las escuelas están cumpliendo con la aplicación del examen estatal Azella en las aulas, ya que tiene que realizarse bajo supervisión en persona, con 2,200 estudiantes de kínder a octavo grado a evaluar en su dominio del idioma.

Para ello, expuso, la prueba se está aplicando a grupos de 10, para poder seguir el protocolo de sana distancia, aplicando también el resto de las medidas sanitarias recomendadas por las agencias de salud.

0
0
0
1
0

Recommended for you