SAFE KIDS

Una especialista de Safe Kids coloca un asiento de seguridad para bebé en asiento trasero de un auto. El Departamento de Salud del Condado de Yuma ofrece clases en línea para padres y cuidadores y asientos de seguridad gratuitos durante noviembre y diciembre.

Yuma – Ante la proximidad de las festividades decembrinas y para reducir las lesiones infantiles por accidentes de tráfico, el programa Safe Kids del Departamento de Salud del Condado de Yuma ofrece gratuitamente clases y asientos de seguridad para bebés, durante los meses de noviembre y diciembre.

Los padres o cuidadores de menores de edad interesados en obtener un asiento infantil de seguridad, deberán estar inscritos al menos a un programa de asistencia como WIC, AHCCCS o cupones de alimentos y atender a una clase en línea impartida por personal certificado.

Además de no haber tomado la clase en los últimos dos años, otras consideraciones son que el asiento debe ser el principal para el niño y que los padres o cuidadores se presenten en el Departamento de Salud para la entrega del asiento, una vez concluido el entrenamiento.

Los horarios para las clases son el 13 y 20 de noviembre, de 8:30 a.m. a 10:00 am, en inglés, y de 10:30 a.m. a 12:00 p.m. en español.

Ademas, el 4 de diciembre solo se dará la clase en inglés de 8:30 am a 10:00 a.m., mientras que 18 de diciembre se impartirá en inglés de 8:30 a.m. a 10:00 am, en en español de 10:30 a.m. a 12:00 p.m.

En noviembre se conmemora a las víctimas de accidentes automovilísticos. Se estima que los asientos de seguridad reducen hasta en un 71% las heridas mortales entre los niños menores de un año.

Desafortunadamente, casi el 60% de los asientos de seguridad para automóvil no se utilizan o instalan correctamente, por ello es imprescindible seguir las instrucciones del manual, tanto del fabricante del asiento como del auto y, de ser posible, tomar clases impartidas por los instructores certificados del Departamento de Salud.

Lo mejor para evitar afectaciones al menor, es que viaje en la parte trasera del vehículo y que durante sus primeros meses de vida el asiento esté orientado hacia atrás, y se mantenga así hasta que se llegue al límite de altura y peso, con lo que cabeza, cuello y columna vertebral se mantendrán alienados durante un choque y se podrá minimizar el impacto al cuerpo del niño.

Una vez que el asiento de seguridad es orientado viendo hacia adelante, la mejor práctica es el uso del arnés de cinco puntos de sujeción, que está diseñado para retener al niño de los hombros y las caderas, que son las partes más rígidas de su cuerpo.

De acuerdo a pruebas, en caso de accidente el arnés transfiere las fuerzas del impacto a esos puntos rígidos del cuerpo y a la silla, manteniendo protegidas las partes blandas del cuerpo.

Hay que tener en cuenta que algunos asientos mirando al frente pueden tener un límite de peso y altura mayor que permite que el niño viaje de esa manera durante alrededor de cinco años.

Los menores de edad necesitan viajar en un asiento denominado booster a partir de los 4 años y hasta los 10 o 12 años, ya que sus rodillas se doblen en el asiento y sus pies toquen el suelo. Mover al menor a un cinturón de seguridad demasiado temprano puede aumentar su riesgo de lesiones o muerte.

El Distrito de Salud del Condado de Yuma cuenta con técnicos certificados que pueden responder cualquier pregunta sobre el tema. Para más información, llame al 928-317-4580.

0
0
0
0
0

Recommended for you