San Luis, Ariz.- La comunidad parroquial de San Judas Tadeo será anfitriona de la Misa Anual en Honor a los Campesinos que se ofrecerá el 3 de diciembre para celebrar y agradecer a los trabajadores del campo.

Así lo anuncio Teresita Kontos, coordinadora de la organización Pastoral Campesina de la Diócesis de Tucson, quien subrayó que la ceremonia vuelve a oficiarse luego de que el año pasado se canceló por el alto riesgo de la pandemia.

La misa será oficiada sacerdotes del Vicariato de Yuma, esta vez sin la presencia del Obispo de la diócesis, Edward J. Weisenburger, pero con la misma visión de dar el aliento de la fe y honrar a los trabajadores del campo, externó Kontos.

El estacionamiento del antiguo mercado Del Sol, en el 670 sur de la calle Main, será donde los sacerdotes oficien la misa a partir de las 3:00 a.m., para dar a los jornaleros tiempo de tomar los camiones que los llevan a sus sitios de trabajo.

En el lugar estará una unidad médica móvil del Centro Regional de Salud Fronteriza (RCBH), en donde se aplicarán vacunas contra la influenza y contra el COVID-19, servicios que se brindarán de forma gratuita de 12:00 a.m. a 5:00 a.m.

“La Misa en Honor a los Campesinos es un evento muy importante para la diócesis, es un reforzamiento de la fe para la comunidad y es una forma de agradecimiento a los campesinos por todo su trabajo y sacrifico, el que llega al grado de exponer su vida, ahora con la pandemia”, externó la coordinadora de Pastoral Campesina.

“Ese reconocimiento se extiende a los productores agrícolas que, junto a sus trabajadores, mueven la economía a un nivel que ni siquiera nos imaginamos”, abundó Kontos, quien señaló que la misa se celebra desde el ano 2011 en el marco del Día del Campesino.

Añadió que, para apegarse a los cuidados antes la pandemia, se repartirán cubrebocas que aportó el Consulado de México en Yuma y en el lugar se distribuirán los asientos de forma que se aplique el distanciamiento entre las personas.

0
0
0
0
0

Recommended for you