San Luis, Ariz.- Presidentes de las mesas de supervisores de condados fronterizos de la entidad pidieron al gobierno federal transferir vacunas contra el COVID-19 asignadas a ellos, a comunidades vecinas al sur de la frontera.

Mediante una carta enviada el 28 de mayo, la Coalición de Condados Fronterizos de Arizona (ABCC) solicitó al departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) la transferencia, a través de la frontera, de miles de vacunas disponibles que expirarían en agosto, para canalizarlas a dependencias de salud pública en Sonora.

Marco Antonio Reyes, presidente de la Mesa de Supervisores del Condado de Yuma, uno de los cuatro firmantes de la solicitud, dijo que la iniciativa ayudaría en la prevención de la propagación del COVID-19 en la región.

También -subrayó- permitiría que miles de vacunas en desuso se tengan que desechar al llegar a su fecha de expiración.

“Estamos viendo que la tendencia de vacunación va disminuyendo, el apetito por utilizar las vacunas disponibles va reduciéndose, entonces podría ocurrir que muchas vacunas lleguen a su fecha de expiración y no puedan usarse, por eso estamos pidiendo que nos permitan esa transferencia”, explicó Reyes.

La carta de la coalición está dirigida a Xavier Becerra, l titular de HHS, y es firmada también por la representante de supervisores del condado de Pima, Sharon Bronson, de Cochise, Ann English, y del condado de Santa Cruz, Bruce Bracker.

“Los condados fronterizos tendrán en existencia decenas de miles de vacunas que corren el riesgo de expirar en agosto. Aunque estas vacunas están bajo nuestro control, siguen siendo un activo federal y no es posible que las entidades transfieran vacunas a través de fronteras internacionales. Dicha autorización solo puede provenir del gobierno federal”, destaca el documento.

El supervisor Reyes señaló que se propone que las vacunas sean canalizadas en el período de 14 días previos a su expiración y se asignen a San Luis Río Colorado, Nogales y Agua Prieta, y otras comunidades vecinas de Arizona.

“Con esas comunidades tenemos una interacción constante los condados fronterizos, miles de personas cruzan diariamente la frontera, y esta sería una forma de colaboración de salud en la región; ya en el área de San Diego están vacunando a personas que llegan de México, pero la idea nuestra es que sean vacunadas en su comunidad”, señaló.

Subrayó que, a nivel federal, el gobierno está transfiriendo vacunas a otros países, por lo que esta propuesta replicaría esa acción a nivel local.

“Esas vacunas que se están enviando por el gobierno federal tomarán más tiempo en llegar a las comunidades de la frontera; si nos permiten hacer esta transferencia, las vacunas llegarían más rápido a quien las necesita”, aseguró.

De acuerdo con los Centros de Control de Enfermedades, CDC, el promedio semanal de vacunas aplicadas se mantiene en declive en el país, con el número más alto en abril, con casi 4.3 millones de dosis, para caer a poco más de 1.1 millones de dosis aplicadas el 28 de mayo.

Recientemente, el gobierno federal autorizó la donación de 60 millones de vacunas aun no aprobadas para aplicación en Estados Unidos.

Reyes mencionó que esa tendencia de menor interés de la población por vacunarse se ve a nivel del condado, con las agencias empezando a ver dificultades para encontrar quien se aplique la vacuna en las jornadas que se organizan en las comunidades.

La carta de la Coalición de Condados Fronterizos al HHS indica que, al 27 de mayo de 2021, Sonora tiene más de 74,499 casos de COVID-19 y más de 6,334 muertes, y anota que aumentar la vacunación en Sonora ayudaría a mitigar las infecciones y la mortalidad, y aceleraría el regreso al intercambio comercial normal, al tiempo que mantiene seguras a las comunidades fronterizas de los Estados Unidos al disminuir la exposición al COVID-19.

Reyes dijo que esperan que la respuesta del gobierno federal sea pronta y positiva, para empezar con esa medida que ayudaría en la lucha contra la pandemia en la región.

0
0
0
0
0

Recommended for you