San Luis R.C., Son.- El flujo de migrantes a los albergues de San Luis R.C. se mantiene constante y no se prevé que vaya a dispararse con la caravana que desde el mes pasado cruzó la frontera sur de México para dirigirse a limite norte con los Estados Unidos.

Para Martin Salgado Ames, director del la Casa del Migrante La Divina Providencia, y Ascensión Serna Salazar, director del albergue Don Chón, el mayor impacto en el flujo de migrantes podría venir de un eventual restablecimiento de las solicitudes de asilo político a migrantes de varias nacionalidades, como estaba hasta el año anterior.

“Eventualmente se va a reanudar el proceso de asilo de la misma manera en que estaba antes, mas no hay fecha; creo que el que hayan abierto la frontera para viajes no esenciales sería el primer paso, el asilo político es un derecho internacional y en cierta manera se va a tener que reanudar”, planteo Salgado Ames.

Los entrevistados previeron que la caravana de cerca de 2 mil migrantes, actualmente en camino a la Ciudad de México, para transportarse de ahí a distintas comunidades fronterizas con Estados Unidos, podría impactar más en ciudades de Baja California, principalmente Tijuana, y de Tamaulipas, especialmente Matamoros, y no tanto aquí.

“Se irán a a las fronteras grandes, Tijuana, Matamoros, pero de todos modos aquí va a aumentar un poco, como ocurrió cuando se reabrió la frontera al turismo, algunos migrantes pensaban que también se iba a reabrir el asilo político”, expuso Serna Salazar.

Actualmente el gobierno de Estados Unidos tiene abiertas las solicitudes de asilo político a migrantes cubanos y venezolanos, pero los titulares de los albergues esperan que se reabra a más nacionalidades, para que los migrantes no tengan que cruzar la frontera ilegalmente para entregarse, con los riesgos que eso conlleva.

En la Divina Providencia, Salgado Ames señaló que están en un promedio de atención de 30 migrantes por día y, de haber un flujo mayor, por protocolo sanitario de la pandemia solo podrían elevar esa capacidad a 40.

La misma ocupación se ve en el albergue Don Chón, con migrantes que buscan asilo político o fueron deportados del vecino país.

Serna Salazar añadió que el gobierno federal, desde al año pasado, dejó de asignar recursos a los albergues para migrantes, y eso dificultaría que el albergue a su cargo amplie su capacidad en caso de un flujo masivo de migrantes.

Asimismo, en ambos sitios se ven restringidos por los protocolos sanitarios que limitan el número de personas que pueden albergar.

“No ha habido problemas con caravanas, solo hace cinco o seis años cuando llegaron los haitianos, cerca de 150 estuvieron aquí algunas semanas; lo que vemos es que, por razones entendibles, el flujo de migrantes se reduce cuando se acerca Navidad y Año Nuevo, y pasando el Día de Reyes se vuelve a incrementar”, señaló Martín Salgado Ames, al reiterar que no se prevé un repunte del arribo de migrantes a corto plazo.

Ascensión Serna Salazar dijo que las organizaciones Iniciativa Kino para la Frontera y Proyecto Florence para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados, que operan en el área de Nogales, asistieron recientemente a tramitar asilo político a 34 migrantes albergados en Don Chón, y está tratando de que los migrantes que llegan aquí puedan ser asesorados de nuevo por ese programa, mientas se reabren el proceso de solicitudes.

A los albergues, el mayor flujo de migrantes proviene de países como Honduras, Guatemala y El Salvador, con un reducido número de haitianos, señalaron los entrevistados.

0
0
0
0
0

Recommended for you