San Luis

Trabajadores del Ayuntamiento de San Luis retocando la pintura en la glorieta de la calle D. El presupuesto municipal propuesto incluye la segunda fase de incremento salarial para los empleados municipales.

San Luis, Ariz.- El ayuntamiento local iniciará el año fiscal con ingresos mayores en papel, pero no suficientes para proyectos municipales que se contemplan, pero previéndose un balance en los números gracias a reservas existentes.

El miércoles, el concilio aprobó el presupuesto tentativo para el año fiscal 2019-2020, en el que se estiman ingresos por poco más de 75 millones de dólares y gastos por más de 77.3 millones de dolares.

La diferencia negativa es de 2.2 millones de dólares, marcada principalmente por los más 2.6 millones de dólares entre los ingresos previstos en el fondo general y lo requerido, que es mayor, para proyectos a financiar con ese fondo.

“Es una cantidad manejable, con la que podemos trabajar; este año empezamos con una diferencia mayor y terminamos con superávit”, dijo Mónica Castro, directora de Finanzas del ayuntamiento.

El presupuesto preliminar para el actual año fiscal tenía una diferencia negativa entre ingresos y egresos de más de 4.1 millones de dólares, apuntó la funcionaria, quien agregó que el presupuesto tentativo es balanceado, conservador, y fiscalmente responsable.

Entre las inversiones propuestas está una segunda fase de incremento salariales a los empleados municipales, con un máximo de 2 dólares adicionales, que permitirá llevar los salarios iniciales al nivel de 90 por ciento del salario inicial promedio en el mercado.

El año pasado, en la primera fase de ajustes, los salarios iniciales se llevaron al 85 por ciento del salario promedio en el mercado, en base a un análisis de salarios de 10 ciudades similares y del área. Además, se ajustaron los salarios iniciales en el Departamento de Policía, para llevarlos al 95 por ciento del nivel salarial promedio en el mercado, como medida para atraer y retener oficiales.

Ante los ediles se destacó la labor de varios meses de la administración y los departamentos para reducir la diferencia entre ingresos y gastos sugeridos, que era inicialmente de más de 4.7 millones de dólares.

Para ello, se identificaron prioridades y se determinó postergar algunas inversiones, sobre todo en los Proyectos de Mejoras Capitales (CIP), en donde se proponían casi 11 millones de dólares en inversiones, reduciéndose a los casi 8.5 millones de dólares propuestos el martes.

El alcalde Gerardo Sánchez subrayó la importancia de ese logro entre la administración y los departamentos, pero advirtió que serán necesarios más ingresos en el futuro, para no continuar postergando proyectos necesarios para la comunidad, y no afectar los servicios.

“La ciudad no puede sostenerse solo con los ingresos por la construcción de vivienda, también hay un límite de hasta donde podemos proveer los servicios. Estamos haciendo milagros para sostenerlos en una ciudad de este tamaño”, dijo.

Añadió que reforzamiento de los ingresos dependerá en mucho que se retome el crecimiento en el número de consumidores que llegan al comercio local del sur de la frontera, así como el impacto que puedan tener proyectos como el del Mall Médico del Centro Regional de Salud Fronteriza, el hotel que se proyecta al norte de la ciudad, y la misma ampliación y modernización de la garita San Luis I y la apertura de la garita comercial al cruce turístico.

Y aunque los ingresos previstos para el año próximo superan en más de 12 millones los del año actual en las cifras del presupuesto, la titular de Finanzas aclaró que ese crecimiento no son ingresos totales para la ciudad, ya que incluyen casi 11 millones de dólares más que tendrá en ingresos el Centro de Detención.

Castro detalló que esa cifra debe incluirse en presupuesto, pero no son ingresos directos, ya que van al fideicomiso municipal en el que participa la ciudad. De esa cifra, externó, cerca de 600 mil dólares quedan en las arcas municipales.

Los ingresos crecieron -explicó- porque el aumento de carca de 500 a más de 800 el promedio diario de internos en el Centro de Detención.

Otras áreas previstas con diferencias negativas entre ingresos y gastos sugeridos son la Incubadora de Negocios, con 81,660 dólares, y el servicio de ambulancias, con 56,560 dólares, así como el servicio de recolección de basura, con un déficit de 7,690 dólares.

La versión final del presupuesto para el próximo año fiscal será votada para adopción este mismo mes.

Durante la sesión, los ediles adoptaron las concusiones de la auditoria al año fiscal que terminó en junio del 2018.

La revisión financiera de la firma Heinfeld Meech & Co. tuvo como única observación una deficiencia en la presentación de reportes financieros ante el estado, misma que -se aclaró- fue originada por el cambio en los sistemas de reporte del mismo estado a las entidades municipales.

Recommended for you