IRS

IRS

Washington, D.C. – Aunque ya pasó la fecha límite de presentación de impuestos de abril, los estafadores continúan trabajando fuerte y el IRS instó hoy a los contribuyentes a tener cuidado con nuevas versiones de correos electrónicos de phishing y estafas telefónicas.

El IRS está viendo señales de dos nuevas variaciones de estafas relacionadas con los impuestos. La primera involucra números de Seguro Social relacionados con asuntos de impuestos, y la segunda amenaza a las personas con un recibo de impuestos de una agencia gubernamental ficticia. Aquí hay algunos detalles:

• Numeros de seguro social. El último giro incluye a estafadores que afirman poder suspender o cancelar el número de seguro social de la víctima. En esta variación, la estafa de amenaza de cancelación del seguro social es similar y, a menudo, asociada con la estafa de suplantación del IRS. Es otro intento de los estafadores por asustar a las personas para que devuelvan los mensajes de voz “robocall”. Los estafadores pueden mencionar impuestos atrasados además de amenazar con cancelar el número de seguro social de la persona.

• Agencia de impuestos ficticia. Este esquema implica el envío por correo de una carta que amenaza con un embargo o gravamen del IRS. El embargo o gravamen se basa en impuestos morosos falsos adeudados a una agencia inexistente, la “Oficina de Fiscalización Tributaria”. Es probable que la estafa de notificación de embargos también haga referencia al IRS para confundir a las posibles víctimas al pensar que la carta es de una organización legitima.

Ambas incluyen señales clásicas de estafas. El IRS y sus socios de la Cumbre de Seguridad, las agencias tributarias estatales y la industria tributaria, les recuerdan a todos que se mantengan en alerta ante las estafas que usan al IRS o incluyen referencias de impuestos, especialmente a fines de la primavera y principios del verano, a medida que llegan las facturas y reembolsos de impuestos.

Estafas telefónicas

El IRS no llama y deja mensajes pregrabados, urgentes y amenazantes que solicitan se devuelva la llamada, ni solicita información personal como números de tarjetas de crédito, contraseñas o información de cuentas bancarias. En muchas variaciones de las estafas telefónicas, se les dice a las víctimas que si no devuelven la llamada, se emitirá una orden de arresto. Otras amenazas verbales incluyen la intervención de una agencia policíaca, la deportación o la revocación de licencias.

Los delincuentes pueden adulterar o “falsificar” los números de identificación de llamadas para que parezcan estar en cualquier lugar del país, incluso desde una oficina del IRS. Esto evita que los contribuyentes puedan verificar el verdadero número de llamada. Los estafadores también han falsificado las oficinas locales del alguacil, los departamentos estatales de vehículos motorizados, las agencias federales y otros para convencer a los contribuyentes de que la llamada es legítima.

Estafas de phishing por email

El IRS no inicia el contacto con los contribuyentes por correo electrónico para solicitar información personal o financiera. El IRS inicia la mayoría de los contactos a través del correo regular entregado por el Servicio Postal de los Estados Unidos. Sin embargo, hay circunstancias especiales en las que el IRS llamará o visitará una casa o negocio, como cuando un contribuyente tiene una factura de impuestos vencida, para recoger una declaración de impuestos atrasada o un pago atrasado de impuestos de nómina, o para visitar una empresa como parte de una auditoría o durante investigaciones criminales.

Si un contribuyente recibe un correo electrónico no solicitado que parece provenir del IRS o de un programa estrechamente vinculado al IRS, debe reenviarlo inmediatamente a phishing@irs.gov. La página Reporte práctica fraudulenta de pesca de información proporciona detalles completos.

Señales reveladoras de una estafa

El IRS (y sus agencias privadas de cobro autorizadas) nunca:

• Llaman para solicitar un pago inmediato mediante un método de pago específico, como tarjeta de débito prepagada, tarjeta de regalo o transferencia bancaria. El IRS no usa estos métodos para el pago de impuestos. En general, el IRS enviará primero una factura a cualquier contribuyente que deba impuestos. Todos los pagos sólo deben hacerse a nombre de la Tesorería de los EE. UU. y los cheques nunca deben hacerse a nombre de terceros.

• Amenazan con traer de inmediato a la policía local u otros grupos de ley y orden para que arresten al contribuyente por no pagar.

• Exigen que se paguen los impuestos sin darle al contribuyente la oportunidad de cuestionar o apelar el monto adeudado.

• Solicitan números de tarjeta de crédito o débito por teléfono.

Para cualquier persona que no deba impuestos y no tenga razones para pensar que sí:

• No provea ninguna información. Cuelgue de inmediato.

• Comuníquese con el Inspector General del Tesoro para la Administración Tributaria para reportar la llamada. Use su página de informes de estafas de suplantación de identidad del IRS.

• Reporte la identificación de la persona que llama y/o el número para devolver la llamada al IRS a phishing@irs.gov (Asunto: Estafa telefónica del IRS).

• Informar a la Comisión Federal de Comercio. Use el Asistente de quejas de la FTC en FTC.gov. Agregue en la sección de notas “Estafa telefónica del IRS”.

Para cualquiera que adeuda impuestos o cree que adeuda:

• Vea información de su cuenta de impuestos en línea en IRS.gov para ver el monto real adeudado. Los contribuyentes también pueden revisar sus opciones de pago.

• Llame al número que aparece en el aviso de facturación, o

• Llame al IRS al 800-829-1040. Los representantes del IRS pueden ayudar.

El IRS no usa mensajes de texto o redes sociales para hablar acerca de cuestiones tributarias personales, como las relacionadas con facturas o reembolsos. Para obtener más información, visite la página de estafas de impuestos y alertas al consumidor en IRS.gov. •

Recommended for you