San Luis, Ariz,- La regla de Carga Pública que endurece los requisitos de sostenimiento para solicitantes de beneficios migratorios tendría su mayor impacto entre residentes del área que estén preparándose para buscar beneficios como la residencia permanente.

Ante el anuncio del Departamento de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) de la implementación de la regla a partir del 24 de febrero, especialistas en inmigración de organizaciones locales coincidieron en que esa medida podría dificultar a muchos en su petición de ajuste de estatus para acceder a la residencia permanente.

“Estamos viendo que esas personas serán las más afectadas, tal vez porque estén recibiendo ellos alguna ayuda pública, o porque el familiar que está pidiendo ese beneficio para ellos este recibiéndola o haya recibido ayuda en los últimos tres años”, comentó Iveth López, directora de Pueblo Immigration, con sede en esta ciudad.

La regla de Carga Pública, promovida por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), estaba en consulta y enfrentaba oposición en cortes desde el verano, declarándose válida por un juez hace una semana.

López señaló que quedará a criterio de los oficiales de USCIS en cada caso, determinar si la persona califica o no para residencia permanente bajo esta regla, la que “busca determinar que la persona puede sostenerse por si misma y no tendrá que solicitar beneficios de programas públicos”.

Amber Gómez, gerente del programa de Inmigración de Chicanos Por La Causas, dijo que la regla podría impactar aquí a peticionarios de residencia permanente que han recibido ayudas de programas como WIC, y de ayuda alimentaria (SNAP), así como programas de vivienda subsidiada.

“Se va a poner en la balanza si en el hogar hay el mínimo de ingreso para que la persona no tenga que pedir ayuda del gobierno, que la persona pueda sostenerse económicamente sin necesitar esa ayuda”, anotó Gómez.

Con la nueva regla, los solicitantes deberán llenar el nuevo formato de Declaración de Autosuficiencia (I-944), con información que compruebe solvencia económica.

En ese sentido, Iveth López aseveró que no es solo un formulario más, ya que se prevé que los oficiales sean rigurosos en la solicitud de pruebas de solvencia.

Asimismo, añadió, la regla llega al grado de establecer un bono, cuya cantidad podría ser de 8,100 dolares, o mayor, según el criterio del oficial, que el solicitante tendría que presentar en garantía de dicha solvencia.

Las especialistas señalaron que recientemente recibieron instrucciones sobre la nueva regla en un seminario por internet de parte de USCIS, y el resultado a la decisión del oficial que tenga cada caso solo pueden apelarse ante un juez de inmigración.

Ambas señalaron que lo ideal es que las personas que buscan residencia permanente se informen antes sobre su potencial de calificar bajo esa regla, y se aseguren de que cuentan con un ingreso y solvencia económica.

“Lo mejor es que tengan un empleo y eviten solicitar ayudas del gobierno” apuntó Gómez, quien subrayó que la revisión de solvencia se irá hasta los tres años anteriores a la fecha en que se solicitó residencia permanente.

Las personas interesadas en asesorarse sobre esa regla pueden llamar al teléfono (928)315-6977 de Pueblo Immigration, o al (928)627-2042, de Chicanos Por La Causa.

Recommended for you