Yuma – Un ex empleado del Colegio Arizona Western (AWC) ha lanzado un intento de desafuero en contra tres integrantes de la mesa directiva del Colegio.

Robert Walker les acusa a los tres de irresponsabilidad financiera, negligencia en analizar los planes y toma de decisiones de la administración del colegio, y de tener un enfoque apático sobre la responsabilidad por esas acciones.

Walker, quien servía como vicepresidente de tecnología para el colegio antes de que supuestamente fuera “expulsado” de su cargo, lanzó el intento de desafuero a Dennis Booth, del distrito 3; Olivia Zepeda, distrito 4, y María Chavoya, distrito 5.

Para requerir que los tres defiendan sus puestos elegidos en una elección especial, Walker tiene que recolectar por cada integrante más de 3,000 firmas de votantes registrados que residen en sus distritos respectivos.

En un video que subió a YouTube, Walker alega que la mesa le ha dado al presidente del colegio, Daniel Corr, autoridad sin límite, la que --afirmó Walker – ha contribuido a un “deterioro constante” de moral entre el cuerpo docente y otro personal de AWC.

“Toda la autoridad y la responsabilidad se le queda al presidente del colegio”, afirmó Walker. “El presidente recuerda (al personal) que la mesa le ha dado el poder y autoridad hacer lo que piensa es lo mejor, y de esa manera las decisiones siguen a tomarse. Si la mesa pone toda la autoridad y responsabilidad en las manos de una sola persona, a menos que esa persona sea perfecta, se crea una situación donde las cosas pueden pasar sin control. Yo quisiera ver que la organización se reestructure para que existan controles y contrapesos aptos”.

No obstante, Corr afirmó que aunque unas decisiones se quedan a su discreción en virtud de su cargo como presidente, él tiene “comunicaciones regulares” con todos los miembros de la mesa directiva.

“Ellos son mis cinco jefes, esencialmente”, dijo Corr. “Son muy comprometidos y nos hacen responsables, como lo deben hacer. (Walker) no describe un número de situaciones como ocurrieron en realidad, y francamente, él ha tenido muy poca participación en cualquier de ellas. Está repitiendo información de segunda mano que es errónea”.

Agregó que el video subido a YouTube sirve como distracción de un panorama más amplio del éxito del colegio.

Respecto a acusaciones de mal manejo de recursos financieros del colegio, notó Corr que como parte de un reciente auditoria de las finanzas del colegio, la agencia de calificación crediticia, S&P Global Ratings (previamente conocida como Standard and Poor’s), le dio al colegio una calificación de A+.

“El público en general puede preguntar: a quien le da su confianza, a un ex empleado descontento o a Standard and Poor’s, la que hizo una auditoria completa y forense”?

0
0
0
0
0

Recommended for you