San Luis, Ariz.- Un nuevo alegato por requerimientos municipales a un nuevo proyecto habitacional se abrió entre el Ayuntamiento de San Luis y la desarrolladora Nieves Riedel.

La desarrolladora afirmó que el ayuntamiento le detuvo el proceso de aprobación para la tercera fase del desarrollo Santa Cecilia 3, al este de la ciudad, con el argumento de que se debe aclarar el deslinde y derecho de uso de vía de un terreno aledaño, propiedad de un particular.

Riedel dijo que fue notificada por el ayuntamiento de que no podrían poner en la agenda del concilio la aprobación de su subdivisión, debido a que primero debería aclararse la situación del predio aledaño, al norte de la calle County 24 y este de la avenida 20.

En ese terreno de poco más de 6.4 acres, se ubica una planta de bombeo de drenaje, construida hace más de una década por desarrolladores del área, pero operada por el ayuntamiento. Durante el proceso de revisión para Santa Cecilia 3, el ayuntamiento encontró que ese predio no está deslindado y no cuentan con el derecho de vía para realizar mejoras viales.

"Alguien no hizo su trabajo hace catorce años; esa planta se entregó a la ciudad, pero nunca registraron los derechos de vía ni la división de lotes. No se hicieron esos procesos ante la ciudad, y ahora me detienen el proyecto y están tratando de usarme para ponerle presión a otras personas", declaró Riedel.

Kay Macuil, abogada del ayuntamiento, reconoció que estaba propuesta una sesión especial para el 7 de agosto, para someter a aprobación la subdivisión, pero se decidió aplazarla para resolver la situación del terreno en cuestión, el que habría sido parte de un intercambio entre propietarios, del que no se notificó a la ciudad, omitiéndose también registrar la cesión de derechos de vía a la ciudad.

"Son cuestiones que la ciudad no puede saber si los propietarios no lo notifican; queremos regularizar la situación de esos terrenos porque estamos hablando de vialidades que van a ser impactadas por el tráfico de nuevas subdivisiones. Ahi se van a necesitar mejoras que la ciudad no puede hacer si no tiene los derechos de vía", apuntó Macuil.

Señaló que están buscando el diálogo y una solución con los propietarios, para poder restablecer el proceso de aprobación para Santa Cecilia 3.

Riedel dijo que su intención es proteger a unos 300 jefes de familia que dependen de esa subdivisión por empleo e ingresos, ya que solo cuenta con cerca de 80 lotes para construir, los que se agotarán antes de finalizar el año.

Con Santa Cecilia 3, en cerca de 30 acres, Riedel planea desarrollar 140 lotes para vivienda.

La abogada municipal puntualizó que están siguiendo la recomendación emitida al concilio el 9 de julio por la Comisión de Planeación y Zonificación, de que se apruebe la subdivisión pero se aclare antes la citada situación.

Recommended for you