San Luis, Ariz.- El alcalde de esta ciudad es blanco de un nuevo intento de desafuero, ahora originado por la controversia entre el ayuntamiento y la desarrolladora Riedel Holdings por las dificultades para aprobar una subdivisión de vivienda propuesta al este de la ciudad.

Mark Concha, empleado de Riedel y ex candidato al concilio, registró el 19 de septiembre su petición de deafuero contra el municipe, la que se suma a la iniciativa que, en el mismo sentido, registró el comerciante, y ex candidato a alcalde, David Lara, en agosto.

Desde el mes anterior, la subdivisión Santa Cecilia 3, que para entonces la desarrolladora esperaba estuviera aprobado por el concilio, es motivo de discusión, cuestionamientos y críticas entre el gobierno municipal y Riedel.

Tanto la desarrolladora, como algunos empleados, han señalado a Sánchez por bloquear la aprobación de la subdivisión, con el argumento de que no cumple los requisitos, esencialmente el de la cesión de derechos de vía para mejoras en una calle aledaña a la subdivisión ubicada al este de la ciudad.

Concha obtuvo un número de petición para iniciar la recolección de firmas de apoyo para llevar al alcalde Sánchez a una elección de desafuero.

"Lo hice porque con su abuso de poder está afectando a los trabajadores que dependemos de ese proyecto. Ya hubo algunos recortes de personal al no tener más lotes para trabajar y, por mi parte, no creo que puedan sostenerme más de un mes aquí, si no se aprueba Santa Cecilia 3", expuso Concha, quien labora para Riedel como Controlador, supervisando varias operaciones de la compañía.

Concha asegura que Sánchez "ha tomado el asunto de Santa Cecilia como algo personal, y está deteniendo el proyecto".

Recientemente Concha y otros trabajadores que depeden de la actividad de Riedel se presentaron ante el concilio para advertir el daño que provocaría la negativa a aprobar la subdivisión. Ahora, apunta que en la actual subdivisión en desarrollo, Santa Cecilia 2, se han ocupado más del 80 por ciento de los lotes, por lo que su empleo, y el de muchos, depende de que se apruebe el nuevo desarrollo.

"El alcalde está poniendo en riesgo empleos de los que dependen más de 300 personas, entre los mismos trabajadores y sus familias; yo seguiré levantando firmas de apoyo para su desafuero aunque se solucione el problema con Santa Cecilia 3, porque esto de abusar del poder ya es un patrón en él, ya necesitamos otro alcalde en San Luis", abundó.

El alcalde Gerardo Sánchez negó estar maniobrando para bloquear el proyecto: “Yo solo soy un voto de siete, cómo puedo bloquear un proyecto”, cuestionó.

“Cuando hay un problema legal se tiene que arreglar, no es de mi parte para decir si o no, no puedo quebrar la ley, y si por eso me quiere hacer un desafuero, tiene todo el derecho de hacerlo”, refirió el munícipe respecto a la iniciativa de desafuero.

“Me están acusando personas que corrieron contra mi y perdieron, la gente sabe lo que está pasando, están tratando de extorsiona. Los abogados quieren asegurar que las cosas se hagan correctas, las reglas se la aplican a todos, no a una sola persona”, agregó sobre la revisión del proyecto de Santa Cecilia 3.

Sánchez señaló que un tema que se analiza es que el proyecto solo plantea un punto de acceso y salida de la subdivisión, lo que no puede permitirse por cuestiones de seguridad: “No queremos otra subdivisión como Los Alamos en San Luis, con un solo acceso, no vamos a dejar que eso pase”, agregó.

Concha tiene 120 días, a partir del 19 de septiembre, para entregar al menos 670 firmas calificadas, las mínimas necesarias para llamar a una elección de desafuero al alcalde.

A fines de agosto, el Ayuntaminto de San Luis anunció un acuerdo con Riedel y otros dueños de terrenos en el área, con el que se destrabaría el proyecto.

Nieves Riedel, titular de la firma, dijo que sigue sin avances el tema de los derechos de vía que el ayuntamiento pide se le cedan, aun cuando -reitera- es un tema en el que ella no tiene decision y no tendría que ver con su subdivisión

Sin embargo, el lunes, dio a conocer que, para destrabar el proyecto y conservar los empleos, compró dichos derechos de vía, en un segmento de la calle County 24, al sur de la propuesta subdivisión, a la actual propietaria, Norma Rogers, para luego cederlos a la ciudad.

"No estoy obligada a hacerlo, pero no puedo esperar a que el alcalde decida no seguir bloqueando mi proyecto, hay mucha gente que depende de que se haga esa subdivision", anotó la desarrolladora, quien reconoció que apoya la iniciativa de desafuero contra Sánchez.

Kay Macuil, abogada municipal, recordó que lo que detiene el voto sobre Santa Cecilia es la delimitación de lotes que no se hizo de forma legal desde antes de que Riedel adquiriera el terreno. Explicó que sin esa delimitación no puede concretarse la sesión de derechos de vía necesaria para las mejoras viales, aun cuando la misma Riedel adquiera esos derechos y los conceda a la ciudad.

Recommended for you